Tecnología artesanal – Parte 3 de 3

FASE DE FABRICACION – MESA DE TIRO OLIMPICO EN COMPOSITE

Una vez elegido el diseño final entramos de lleno en la fase de fabricación. Esta fase es la más artesanal de todas, y en la que se fusionan la tecnología con la artesanía y pericia del fabricante a la hora de ajustar y dar el acabado a las piezas.

Para aquellas personas que no hayan leído la parte 1 y 2, os aconsejamos leerlas antes del siguiente post. Tecnología artesanal – Parte 1 de 3

Tecnología artesanal – Parte 2 de 3

Primero construimos una maqueta con tubos de PVC y piezas impresas en 3D de baja resolución para validar medidas y ángulos de todas las piezas y al mismo tiempo comprobar el sistema de anclaje de la mesa a la silla y la facilidad de uso por parte del cliente.

Una vez validado el diseño se empezó a trabajar en la mesa definitiva.

Los materiales utilizados, principalmente por sus características de ligereza y resistencia, han sido fibra de carbono biaxial, resinas epoxy ecológicas o verdes de baja temperatura de curado y piezas impresas en impresión 3D en PLA y ASA.

Los diseños de las piezas impresas en 3D se optimizaron para la función que van a cumplir e incluso en algunos casos se reforzaron con un post-proceso a medida.

Mientras se imprimían las piezas en 3D se procedió al corte del sobre de la mesa en nuestra fresadora CNC y al corte a medida de los tubos de carbono para las patas.

Una vez impresas las piezas, comenzamos con el montaje de las patas y unión de tubos. En mi opinión, una de las fases más complicadas fue la colocación de todas las piezas de unión y sobre de la mesa manteniendo las distancias y ángulos adecuados, sin estar las piezas definitivamente pegadas.

Tras el pegado comenzamos la fabricación de las piezas de carbono. Estas piezas, fueron curadas en un horno controlando temperatura y humedad para cumplir así las especificaciones de la resina epoxy usada.

Una de las tareas más laboriosas en este tipo de trabajo es dar el acabado estético a las piezas, porque a diferencia de lo que la mayoría de las personas piensa, hacer piezas en fibra vista es mucho más complicado y costoso que cuando van pintadas, no solo porque los detalles de acabado son vistos, sino sobretodo, y como ocurre en este caso, por la exposición al sol. En estos casos se recomienda trabajar con resinas estables frente a los rayos UV.

El resultado de los materiales utilizados se reflejó directamente en la prueba de peso de la mesa completa, con tornillería y mecanismos incluidos, siendo su peso final de 2104 gramos. Menos de la mitad con respecto a la mesa original que pesaba 4930 gramos.

Os dejamos a continuación la prueba gráfica de un trabajo demostrador de la digitalización de la artesanía, o como a mí personalmente me gusta llamarlo, Tecnología Artesanal.